¡Abajo el régimen sionista genocida! ¡Detener la masacre del pueblo palestino!

Israel representa el arma del imperialismo apuntada a la cabeza de los pueblos árabes del Medio Oriente.

La declaración de guerra del gobierno genocida de Netanyahu contra Hamas y la Resistencia Palestina es de hecho una declaración de guerra contra el pueblo palestino.

El pueblo palestino ha visto sus derechos masacrados durante 75 años por los sionistas israelíes y tiene derecho a defenderse y oponerse a toda agresión.

La prensa imperialista mundial y sus lacayos locales han hecho mucha propaganda sobre los rehenes civiles tomados por la Resistencia Palestina para cambiarlos por los presos que están hace años en las cárceles sin juicio y sin cargos.

Pero los sionistas israelíes han estado tomando como rehenes a dos millones y medio de palestinos en Gaza durante 16 años, en lo que representa la prisión al aire libre más grande de la historia.

Del mismo modo, la propaganda oficial manipula la “agresión” palestina contra los ocupantes, en sus territorios históricos, o en la capital del régimen sionista, Tel Aviv, mientras los sionistas atacan indiscriminadamente a la población civil en Gaza, utilizando incluso fósforo blanco, lo que está expresamente prohibido por la Convención de Ginebra.

El gobierno sionista de Netanyahu cortó el suministro de agua y electricidad a Gaza, lo que transformó la situación del pueblo palestino en Gaza en un tormento aún mayor.

Israel representa el arma del imperialismo apuntada a la cabeza de los pueblos árabes del Medio Oriente.

No debemos olvidar las recurrentes atrocidades sionistas que se intensificaron después de la Guerra de los Seis Días en 1967, cuando comenzó la anexión de Cisjordania.

La masacre en los campos de refugiados de Sabra y Chatila en 1982 marcó la escalada de la política sionista del Gran Israel, que tiene como eje central el exterminio de los palestinos.

Tras la guerra sionista contra Gaza en 2006, en la prisión al aire libre más grande del mundo, los palestinos sufren el mayor bloqueo de la historia, por tierra, aire y mar.

La defensa del pueblo palestino contra la brutal opresión sionista y de su derecho a vivir en paz con los demás pueblos de la región, como fue relativamente el caso hasta 1947, es un deber internacionalista de los trabajadores y de todos los pueblos del mundo, incluidos los trabajadores israelíes que también son oprimidos por el régimen sionista.