Acto en Solidaridad con el Pueblo Haitiano

Los problemas del mundo no son los inmigrantes, como la propaganda oficial intenta convencernos, sino la brutal explotación capitalista que nos oprime para que un puñado de explotadores vivan muy bien.

Quebec, Montreal 13.5.2023

Compañeras y compañeros,

Desde la Comunidad Chilena, expresamos nuestra solidaridad con el pueblo de Haití, que sigue en una situación muy difícil, enfrentando aún los efectos del terremoto de agosto de 2021.

Los males que sufre el pueblo de Haití no solo se relacionan con problemas naturales, sino principalmente con la política entreguista de las clases dominantes en relación al imperialismo norteamericano, que actúa como si fuera el dueño de América Latina, que la considera su patio trasero,.

Consideramos a los inmigrantes haitianos, y a todos los inmigrantes, como nuestros hermanos, que buscan condiciones de vida mejores.

Los problemas del mundo no son los inmigrantes, como la propaganda oficial intenta convencernos, sino la brutal explotación capitalista que nos oprime para que un puñado de explotadores vivan muy bien.

En Chile también nuestro pueblo enfrenta el creciente empeoramiento de las condiciones de vida.

Las clases dominantes chilenas quieren imponer una “nueva” constitución que mantiene intactas las estructuras impuestas por la sanguinaria Dictadura encabezada por el general Pinochet.

Nuestro pueblo ya le dio una primera respuesta en las elecciones farsescas del 7 de mayo eligieron 50 concejales para darle el Amén a la “nueva” constitución redactada por 12 “expertos” de la derecha pinochetista, con un record de votos Nulos, Blancos y Abstenciones.

En diciembre nuestro pueblo también la rechazará e impondrá su voluntad que es la convocación de una Asamblea Constituyente Libre y Soberana para darle respuestas a las reivindicaciones de la Rebelión Popular del 2019, que dejó centenas de mártires.

¡Viva la solidaridad entre los pueblos latinoamericanos y del mundo!

¡Vivan las causas de los pueblos de Haití, de Chile y de Canadá!