El desencanto de un proyecto agonizante: Boric y su constitución en el borde de la irrelevancia.

La "nueva" constitución es una creación de la extrema derecha. Kast y sus Republicanos tienen el control. Los 12 Bordes y el Anteproyecto de los "Expertos" obstaculizan cualquier cambio estructural. ¡Necesitamos un proceso genuino una Asamblea Constituyente Libre y Soberana! #ConstituciónDeLaDerecha

En estos días salió la última encuesta de Black & White que situó su desaprobación en el 69%.

De acuerdo con la encuesta, el gobierno Boric ha sido muy afectado por el (Revolución Democrática), por medio de fundaciones vinculadas a miembros suyos, y a Vivienda y Desarrollo Social.

El principal problema de Chile sería la delincuencia y el narcotráfico (71%).

Un 35% de los encuestados aprobaría la manera del gobierno para enfrentar la delincuencia, fuertemente incidente en la campaña mediática cotidiana que es parte de la política para imponernos un estado policial.

La Ley del Gatillo Fácil, que ya generó víctimas del abuso policial, es una parte de esa política de terrorismo de estado, llevada a cabo por las estructuras creadas en Dictadura, en primer lugar, por Carabineros.

Por lo tanto, el principal elemento por el que el gobierno Boric es mejor evaluado en la encuesta, es la adopción abierta de la política de la derecha.

Según esa encuesta, los problemas de la economía, la carestía de la vida, el desempleo y la inflación vendrían en segundo lugar y mucho más abajo en la prioridad (44%).

En la realidad, es la crisis económica el principal combustible de la crisis política generalizada, porque los políticos oficiales se “ensucian” para mantener el sistema actual en funcionamiento, en contra de las condiciones de vida del pueblo.

Sobre el referendo de la “nueva” constitución del 12 de diciembre de este año, el voto En Contra está en el 69%, manteniéndose la tendencia desde los inicios de junio.

Según VAR constitucional, el numero de personas que votarán en contra baja a 44%. Pero aún así, por lejos, se coloca en pauta la decadencia y perdida de este proceso constituyente, el cual es la única tablita que sostiene al actual gobierno.

Todo el sistema actual está pegado a esa “nueva” constitución,  para ponerle un punto final, de carácter  “definitivo”,  a las demandas de la Revuelta Popular de octubre de 2019.

Kast, sus Republicanos y la derecha chilena son testaferros de la Dictadura.

El gobierno Boric y toda la izquierda institucional son voceros de la Dictadura.

La “nueva” constitución es una obra de la extrema derecha. Kast y sus Republicanos la controlan. Los 12 Bordes y el Anteproyecto de los “Expertos” impiden cualquier cambio estructural.

La derrota de esa política en diciembre será un golpe para el sistema en su conjunto.

Por esa razón, debemos votar #EnContra y luchar por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, electa a partir de las bases y, a diferencia de la política oficial, que promueva efectivamente cambios estructurales, principalmente contra las estructuras de la Dictadura vigentes hasta hoy en beneficio de un puñado, mientras la situación de la mayoría de la población empeora a cada día.