ISAPRES:La debacle de la Salud puede derivar en el incumplimiento de la justicia nacional a manos del TPP11

¿Desde cuándo banqueros tienen alguna intención de favorecer la salud de los ciudadanos en contra de sus ganancias?

El gobierno Boric ha sido una continuidad del gobierno pinochetista de Sebastián Piñera.

Ahora le envía un salvataje a los especuladores financieros del sector, buscando una modificación constitucional en ese sentido.

Las declaraciones de la Corte Suprema le dejaron libertad de acción en ese sentido.

La relación defectuosa entre Isapres (los fondos de salud) y el sistema precario de salud en Chile tiene un nuevo capítulo con el fallo de la Corte Suprema, que ha sido el último de muchos para favorecer a los capitalistas del sector, que en lo fundamental están vinculados a grandes bancos.

¿Desde cuándo banqueros tienen alguna intención de favorecer la salud de los ciudadanos en contra de sus ganancias?

La propaganda oficial del sistema habla sobre la necesidad de defender su “estado de derecho” para defender las decisiones de la Corte Suprema en contra del pueblo, generando por medio de la reforma constitucional un puntal para impedir la caída de las ganancias de los beneficiarios de las estructura intocables, ya por los 12 Bordes, del pinochetismo expresados en la “nueva” constitución que quieren imponernos en diciembre.

Con la eliminación de las Isapres, la distribución de atenciones médicas aumentan en el sector público.

El gobierno de Gabriel Boric muestra la incapacidad de responder a su sector y agudiza la grieta a tajo abierto en sus bases estructurales, son capitalistas disfrazados de demócratas, no impondrán ninguna alternativa para defender a las clases empobrecidas, incluso se abre la posibilidad real de activación del TPP 11, lo que demostraría todas las advertencias al respecto del cual este gobierno no presentó reparos y terminó promulgando.

En esta anomia social siempre sale ganando los de siempre con beneficios irrisorios y si no existe esta clase política genera el marco legal para ello, por eso el desfile de ex ministros en las filas de la empresa privada Propuesta toda empresa que reciba recursos públicos y que no sea sustentable para los usuarios, debe ser expropiada.

Los costos deben ser asumidos por los privados y no deben depender de recursos del Estado.

La necesidad de un sistema de seguridad social hoy es fundamental.

¡EN CONTRA de la “nueva” constitución pinochetista en el plebiscito de diciembre!

¡Exigimos el fin de las Isapres!

¡Qué sea destinado por lo menos el 10% del PBI para una salud pública, gratuita y de calidad, donde las ganancias de los buitres capitales estén excluídas!

¡Chile para el pueblo!