La “izquierda” institucional precisa de un acuerdo con la extrema derecha

¡Se Anulo la farsa de las listas! La abstención y el boicot fueron masivos. Ahora, hay que rechazar la nueva constitución pinochetista y exigir una Asamblea Constituyente Libre y Soberana.

Con los resultados de las elecciones del domingo 7 de mayo, el gobierno Boric quedó agarrado de una tabla, que es aprobar la “nueva” constitución fascista.

El problema es que la extrema derecha de los Republicanos, liderada por el fascista Kast, tiene la mayoría de los consejeros.

El gobierno Boric no está sólo en esta lucha en contra del pueblo chileno. Todo el sistema pinochetista actual, desde los Republicanos hasta el PC están juntos en esto.

Es más, precisan de la “nueva” constitución para ponerle un punto final a la revuelta popular y mantener la pacificación del país y ellos seguir disfrutando de los privilegios de los recursos fáciles que les viene del estado o del empresariado.

Y para los grandes empresarios es fundamental mantener el flujo del dinero fácil de las AFP (fondos de pensión) y de los Isapre, de las migajas que el imperialismo les deja de la privatización y de la producción ultra devastadora de materias primas.

Esto debe ser muy bien entendido a partir de la comprensión del sistema chileno actual, cuyas bases fueron puestas en la genocida Dictadura de Pinochet.

Si no lo entendemos, la distancia para convertirnos en enemigos declarados del pueblo chileno es muy pequeña porque significaría:

Que el gobierno Boric, sus satélites y la propia derecha estarían supuestamente del lado del pueblo;

Que Boric no hará el acuerdo ineludible con Kast y con la derecha, incluso engañando al pueblo a tal punto en que Kast y el sistema aparecen hasta como democráticos;

Que no hay 12 Bordes que impiden cualquier cambio real al sistema pinochetista vigente;

Que la “nueva” constitución pinochetista no fue escrita por 24 “”expertos”” pinochetistas;

Que las elecciones del 7 de mayo fueron “democráticas” y mil locuras reaccionarias más, como por ejemplo dejar intactas las estructuras del pinochetismo, como por ejemplo las AFAP (fondos de pensión), los Isapres (fondos de salud), las privatizaciones, el entreguismo al imperialismo, los Carabineros, la super represión de los Mapuches, la producción de materias primas orientadas a la especulación financiera destruyendo los ecosistema, etc.

Los verdaderos luchadores sociales y los revolucionarios tenemos el deber de llamar al Rechazo en diciembre, en contra de la “nueva” constitución fascista, contra el gobierno Boric y sus satélites, los Republicanos de Kast, la derecha y todo el sistema pinochetista.

Qué el pueblo decida para el pueblo.

¡Por una Asamblea Constituyente Libre y Soberana!