La minería y Chile. Chile y la Minería

La minería es una actividad productiva que ha estado presente en la historia de nuestro país desde siempre y hoy es el principal sustento económico en importantes regiones del norte del país.

La Sociedad Nacional de Minería –SONAMI-, fundada en 1883, representa a todas las empresas mineras pequeñas, medianas y grandes, metálicas y no metálicas. La minería ha jugado un rol clave en el crecimiento económico y social de Chile, particularmente en los últimos años.

Ello ha quedado demostrado de manera especial en este periodo de pandemia en que el sector, mantuvo su continuidad operacional. Como resultado de este esfuerzo conjunto, no se interrumpió la cadena de pagos y ni bajó la producción, garantizando los puestos de trabajo de miles de personas.

La minería es una actividad productiva que ha estado presente en la historia de nuestro país desde siempre y hoy es el principal sustento económico en importantes regiones del norte del país.

Ha sido fuente de identidad cultural, desarrollo social y económico y debería tener un rol clave para seguir incrementando los niveles de bienestar de la sociedad chilena y jugar un importante papel en el periodo post pandemia.

La minería es la principal actividad económica del país contribuyendo (2005-2019) con el 12,9% del PIB y si consideramos el PIB inducido supera el 20%; el 60% de las exportaciones, el 14,7% de los ingresos fiscales y el 11% de los empleos (directos e indirectos).

La producción sustentable de cobre y litio es fundamental para la mitigación del cambio climático pues son indispensables en las energías renovables eólica y solar y la electro-movilidad.

Además la minería chilena está avanzando en la producción de “cobre verde”, es decir productos certificados producidos con bajas emisiones de gases efecto invernadero.

En este sector participan tres segmentos complementarios y fuertemente interdependientes como pilares productivos, y que es necesario preservar y promover:

Enami ha sido un factor relevante que ha permitido el desarrollo y la continuidad operacional de la pequeña y mediana minería, a lo largo de muchos años.

Para poder proseguir con el desarrollo de los proyectos sustentables en carpeta es necesario reiterar la seguridad jurídica a través de garantías constitucionales generales y de normas constitucionales específicas para la minería tales como concesiones de origen judicial y que la regulación de los aspectos fundamentales quede entregado a una ley de quórum superior.

¿Pero… que pasa con las Trasnacionales?

El daño de la minería extranjera es extraordinario porque no tan solo no han pagado impuestos ha desaparecieron miles trabajos en la pequeña minería porque la sobreproducción generada por las empresas extranjeras en los diez primeros años hizo bajar el precio y por eso que los aportes de pobre al estado bajaron tan terriblemente y naturalmente destruyó el empleo porque el la mayor parte del empleo la proporcionan en Chile la mediana y la pequeña minería y los pirquineros que desaparecieron en esos años prácticamente por la caída del precio del cobre de 1,40 dolar hasta 0,60 centavos.

La realidad a la que nos enfrentamos es clara. Mientras la mineria nacional es saboteada con la busqueda de su privatización, las grandes trasnacionales se llevan los bolsillos con el robo de nuestros recursos sin siquiera pagar ni un peso por estos. Una clave para entender lo expuesto es que en Chile NO se refina el Cobre, y lo que se exporta/llevan es un

En 10 años (2005-2015) el valor de la renta concedida a las compañías mineras equivale a casi seis veces el total de los fondos soberanos actuales del país, o al 45% del Producto Interno Bruto (PIB) del año 2014.

Ese “regalo” que no es más que la usurpación y repase descarado de la soberanía que el Estado otorga actualmente a va dirigido a nada menos que 10 grandes mineras “transnacionales”: Anglo American Sur, Mantos Copper, Los Pelambres, Candelaria, Quebrada Blanca, Escondida, Collahuasi, Cerro Colorado, Zaldívar y El Abra.

En resumen, con la riqueza regalada anualmente a estas grandes empresas transnacionales durante el periodo 2005-2014, se hubiera podido financiar la educación gratuita completa y mejorar el sistema de salud y pensiones de manera definitiva, con los 7 mil millones de dólares restantes. Todo esto sin necesidad de llevar a cabo una compleja reforma tributaria con efectos inciertos en la inversión y la eficiencia económica.

Sin embargo, también nos cuentan que sólo el 32% del cobre lo produce la empresa estatal Codelco y el resto 68% lo producen empresas transnacionales.

Y que nosotros unicamente vendemos CONCENTRADO de cobre.

Los concentrados de cobre se obtienen mediante un proceso físico-químico llamado “flotación”, el cual extrae los minerales útiles del mineral principal y los separa de los minerales no aprovechables, conocidos como ganga.

Comercializar los concentrados de cobre no es un negocio favorable para los propietarios de los minerales, ya que a partir de estos se pueden obtener metales más valiosos que el cobre mismo. Además, el relave o ganga representa un pasivo ambiental, ya que se abandona cerca de la mina sin ningún tipo de cuidado por el suelo o las comunidades cercanas.

Los concentrados de cobre deben someterse a un proceso de fundición para convertirlos en “cobre blister” o “cobre ánodos”, los cuales pueden refinarse mediante electrólisis para obtener cobre de alta pureza (99,99%), utilizado en industrias eléctricas y electrónicas. Durante el proceso de electrólisis, se separan los metales nobles presentes en el cobre proveniente de la fundición. Es importante destacar que los concentrados de molibdeno también contienen Renio, un metal de importancia vital en la industria, utilizado en la producción de aleaciones especiales y catalizadores.

En resumen, al exportar concentrados de cobre, es importante recordar que estos materiales contienen sulfuros de cobre y molibdeno, así como otros metales asociados en proporciones menores pero de mayor valor que el cobre mismo. Por lo tanto, los concentrados no solo contienen cobre, sino que también contienen otros elementos de valor comercial.

Las transnacionales mineras obtienen ganancias anuales por un valor de $100.000 millones de dólares cada año por los concentrados de cobre incluidos los subproductos del cobre.

El DR. en Ingeniería Química y Profesor de la Universidad de Playa Ancha Juan Camus realizó un detallado estudio sobre los subproductos del cobre. El estudio descubrió que las transnacionales mineras por cada 100 toneladas de cobre el 3 % son subproductos del cobre con un valor de 9 millones de dólares.

Como las transnacionales mineras producen más de 4 millones de toneladas de cobre las utilidades de las mineras extranjeras es de $100.0000 millones de dólares.

El rodio por ejemplo, es un sub producto del cobre tienen un valor en los mercados internacionales por $500.000 dólares el kilo.

El Renio tiene un valor de $3.000 dólares en kilo.

Molibdeno $9.000 dólares la tonelada.

La variedad de minerales críticos que se usan en la industria espacial y aeronáutica en la computación y la electro-movilidad son variados adjunto la tabla siguiente.

¿Qué implica realmente la “Concesión Plena”? ¿Significa que nuestros recursos naturales no renovables se convierten en propiedad privada en su totalidad? ¿Significa que permitimos que nuestros recursos no renovables salgan del país sin ningún control, pagando impuestos calculados por las mismas compañías transnacionales? ¿Significa que se nos culpe como país por aumentar nuestra huella de carbono, cuando en realidad son las transnacionales las propietarias de los concentrados y, por ende, de los barcos que los transportan a cualquier parte del mundo? En conclusión, podemos deducir que la “Concesión Plena” es una artimaña inventada por abogados para saquear y engañar a los ciudadanos, permitiendo que se roben legalmente nuestros recursos no renovables. Les otorgamos plenamente el derecho de extraer lo que deseen de nuestro territorio, a cambio de muy poco.

Es posible poner fin a este modelo extractivista de la minería nacional actual si se nacionaliza el cobre y todos los recursos naturales.

Esto motivó que diversas entidades se agruparan en la Coordinadora por la Renacionalización del Cobre y los Bienes Comunes, integrada, entre otras organizaciones, por el Colegio de Profesoras y Profesores de Chile, Frente por la Renacionalización del Cobre, Sindicato Inter-empresa de la Minería “18 de Octubre”, Asociación Nacional de Ex Presos y Presas Políticas “Salvador Allende”, Confederación Nacional de Funcionarios de la Salud Municipal (CONFUSAM), Federación de Trabajadores de Call Center, Federación Nacional de Trabajadores Municipales de Chile y el Sindicato de Trabajadores Subcontratistas del Cobre, Frente Allendista, Confederación General de Trabajadores, Fuerza Popular, marcando un hito que da cuenta de la urgencia para devolver a Chile sus recursos naturales.

Material generado en Base a los aportes de la Coordinadora por la Renacionalización del Cobre.