Marcelo Barrios: Un Joven Guerrillero que Desafió la Dictadura

Después de 34 años, estos asesinos solo recibieron penas efectivas de 10 años y un día de prisión.

El Sacrificio de un Joven Líder

En pleno auge de la dictadura en Chile, Marcelo Barrios emergió como uno de los líderes más jóvenes del Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPMR). Con tan solo 22 años y siendo estudiante de la Universidad de Playa Ancha, ocupaba el segundo cargo más importante del FPMR en Valparaíso. Sin embargo, su vida fue truncada el 31 de agosto de 1989, cuando agentes de la CNI y soldados navales de la Infantería de Marina allanaron su hogar en el bullicioso cerro Yungay de Valparaíso.

El asalto dejó como testigo mudo más de 500 impactos de bala en la residencia de este joven Rodriguista, con aproximadamente 150 de ellos en su propio cuerpo. En una época de agitación en Chile, algunos decidieron arriesgar sus vidas para liberar al pueblo de la opresión de la dictadura militar. Estos hombres y mujeres valientes desafiaron el miedo, realizando un trabajo clandestino que servía como un bálsamo para el espíritu de la nación.

La pérdida de un compañero en esta desigual lucha marcaba una nueva etapa de compromiso y rigor en la seguridad de los combatientes. Marcelo Barrios se convirtió en un símbolo de patriotismo y un verdadero Rodriguista, cuyo legado sigue vivo. La geografía de Valparaíso desafiaba las restricciones impuestas por las fuerzas armadas, permitiendo que los pobladores fueran testigos de los eventos que se desarrollaban.

La Memoria como Testigo

La memoria de aquellos como Marcelo Barrios es la que nos permite reconstruir su sacrificio. Como dijo Raúl Pellegrín, otro combatiente, “Cuando muere uno de mis compañeros, siento un profundo dolor. No me da vergüenza confesar y mostrar ese dolor. Lo comparto con mis hermanos, con los que me une todo, incluso la posibilidad de perder la vida.”

Hoy, 34 años después de su muerte…

Impunidad: Solo 10 Años de Cárcel para los Asesinos de Marcelo Barrios

En una sentencia histórica, la ministra María Cruz Fierro Reyes condenó a tres infantes de marina que asesinaron al combatiente del FPMR Marcelo Barrios Andrade el 31 de agosto de 1989 en el Cerro Yungay de Valparaíso. Sin embargo, después de 34 años, estos asesinos solo recibieron penas efectivas de 10 años y un día de prisión.

Los condenados son Sergio Patricio Esteban Chiffelle Kirby, Luis Osvaldo de Lourdes Ceballos Guerra y Óscar Arturo Aspée Aspée. Además de la prisión, enfrentan la inhabilitación absoluta perpetua para cargos públicos y derechos políticos, así como la inhabilitación absoluta para profesiones titulares durante sus condenas.

Es importante destacar que Sergio Chiffelle Kirby, uno de los condenados, actualmente trabaja como procurador del número de la Corte Suprema de Santiago, y en el momento del crimen, era capitán de corbeta de la Armada de Chile.

Un Homenaje Eterno a Marcelo Barrios

Hoy, recordamos a Marcelo Barrios con profundo respeto y admiración. Su legado perdura y su sacrificio no se olvida.