“Plataforma por la democracia”: La Disputa Ideológica por el Futuro de Perú

Perú en ebullición: Dos marchas, dos realidades. Una huele a dólares, la otra a pueblo. Mientras tanto, la generala del Comando Sur de EE.UU. pisa suelo peruano. Un país revuelto, una radiografía de tensiones y luchas. 🇵🇪✊ #Perú

18 de septiembre de 2023

El centro de Lima fue testigo de una importante marcha con el objetivo principal de rechazar el presunto “descabezamiento de la Junta Nacional de Justicia”. 

Esta movilización llevó por nombre ‘Marcha por la democracia’, por ser realizada en el “Día Internacional de la Democracia”; comenzó liderada por la Plataforma por la Democracia, una coalición de organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, gremios, ONG, colectivos ciudadanos y grupos universitarios; congregó a más de 100 organizaciones de la sociedad civil; el principales organizadores fueron la CGTP (Central General de los Trabajadores del Perú), CUT, CNUL, ANP, CNDDHH, entre otros grupos y en especial el Partido Nuevo Perú y el Partido Morado, lo cual deja algunas preguntas sobre los objetivos por detrás de este proceso. 

A medida que avanzaba, se unieron personas independientes y diversas organizaciones civiles.

Aquí puedes ver la conferencia de la plataforma por la democracia: https://fb.watch/n8ksqzE82p/?mibextid=Nif5oz

¿Por qué la burocracia sindical tomó la iniciativa de movilizar en contra del gobierno de Dina Boluarte?

La movilización tuvo como objetivo central exigir que el Congreso, controlado por el fujimorismo, no desintegre la Junta Nacional de Justicia (JNJ) y “mantenga la independencia de los poderes”, lo que es respaldado por los gobiernos de Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Finlandia, México, Argentina, Australia y Canadá.

Es evidente el intento de la burocracia sindical de canalizar el ímpetu de los trabajadores y del pueblo peruano por las vías más institucionales posibles, principalmente ante la gran marcha programada para el 12 de octubre que tendrá como eje los cinco puntos acordados por las 700 organizaciones que lo convocan y que incluyen, la salida del gobierno golpista y el cierre del Congreso.

El secretario general de la CGTP, Gerónimo López, subrayó que esta marcha era solo el comienzo de una serie de actividades planificadas en diferentes regiones del país. Su objetivo incluye que tanto al Gobierno de Dina Boluarte como al Congreso de la República que dejen el poder. 

Hubo la tradicional represión policial en las inmediaciones del Congreso.

En medio de la marcha, se hicieron sentir voces provenientes de diferentes regiones del país.

Uno de los grupos que participó activamente en esta marcha fue el de los trabajadores de la construcción civil, que tenían demandas de un aumento salarial: un aumento al jornal diario de 10 soles para los operarios, 9 soles para los oficiales y 8 soles para peones. Los patrones agrupados en la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) ofrecen un aumento de 3 soles.

Además de las demandas sobre el aumento salarial en la construcción civil, se planteó la necesidad de incrementar el jornal básico para distintas categorías de trabajadores.

El incremento en el costo de vida y en el valor de la canasta familiar está haciendo que la situación de los trabajadores esté cercana a lo insoportable.

Hubo la participación de colectivos de mujeres, como Las Tejedoras, que marchó con cantos y carteles exigiendo la salida del gobierno golpista encabezado por Dina Boluarte.

En el interior de Perú, ciudadanos y gremios se movilizaron en contra del Gobierno y para exigir justicia en relación a la brutal represión ocurrida desde principios del año 2023, que resultó en la pérdida de más de 70 vidas humanas durante las protestas.

La movilización también abogó por la participación activa de dirigentes de diferentes regiones y buscó que sus voces de protesta fueran escuchadas en todo el país. 

¿Qué lleva a una central sindical a movilizar directamente contra el gobierno, más allá que a luchar por elementos económicos? 

Los sindicatos históricamente son centros de luchas económicas de los trabajadores, un medio sobre el cual organizarse para tener la “fuerza” de exigir medidas contra las patronales.

La burguesía aplica el método de cooptar las organizaciones obreras a partir de las direcciones para transformarlas en burócratas, los cuales destacándose dentro de la masa de trabajadores pasan a ganar una serie de beneficios sobre los cuales la burguesía juega con quitárselo para que estos funcionen como medio de contención de las masas obreras. 

Pero, este medio de contención, así como los demás puede romperse en determinados momentos en los cuales las contradicciones se elevan. Y en circunstancias como la que vivimos en Perú, donde el actual gobierno maniobra para mantener el sistema actual lo más intacto posible, bajo el control de los Estados Unidos, el descontento social ha aumentado mucho.

La lucha de los trabajadores está transformándose en lucha cada vez más política, en contra del gobierno golpista y genocida, que tiene sus manos manchadas con la sangre de 70 manifestantes muertos desde el mes de diciembre de 2022 y centenas de presos políticos. 

La principal política para contener la revuelta popular es la represión debido a la imposibilidad de hacerle concesiones importantes a los trabajadores y al pueblo, mientras los problemas del país aumentan bajo el impacto de la mayor crisis capitalista mundial de todos los tiempos.

Algo que nace como un proceso de lucha por algunos principios democráticos pisoteados en niveles arriba de lo normal, puede, al calor de la agudización de la  lucha de clases, radicalizarse en un proceso contra el Estado Burgués en su conjunto en un abrir y cerrar de ojos. 

La burocracia sindical maniobra todo lo que puede en el sentido de mantener sus privilegios, pero precisa mantener el control de las bases debido al riesgo de ser sobrepasada.

Más allá de una simple marcha

Existió una contra marcha que partió desde la Dos de Mayo. Uno de los principales elementos organizadores de esta contra marcha fue el COMITE NACIONAL UNIFICADO DE LUCHA DEL PERÚ (CONULP). 

En palabras del Comité: 

“Pese a esta trágica realidad para el pueblo, observamos cómo un conjunto de organizaciones y partidos políticos llaman a la UNIDAD para protestar en defensa de la “institucionalidad y la democracia”, a pesar de que estos partidos incluso violaron el respeto por Pedro Castillo y, después de las históricas jornadas entre diciembre de 2022 y marzo de 2023, plantearon nuevas elecciones mostrando su verdadero interés de clase.

En tiempos pasados, no teníamos los medios necesarios para establecer lazos organizativos con las diferentes comunidades, colectivos, bases sindicales, rondas campesinas, frentes de defensa, etc. Por eso, estos oportunistas siempre utilizaban al pueblo para (previo sacrificio o derramamiento de sangre) convertirse en congresistas, ministros, alcaldes y jefes de programas ministeriales, repartiéndose la torta con los explotadores del pueblo. Por eso, nunca movieron un dedo por las reivindicaciones populares, las matanzas en Conga, Bagua, Espinar, etc. Pero esos tiempos ya pasaron. Como hijos del pueblo, hemos llegado a la madurez y hoy somos conscientes de nuestra propia ruta. Hemos logrado comprender que nuestro destino como pueblo y clase trabajadora es organizarnos y luchar por conquistar nuestros derechos e ir construyendo una sociedad más justa y democrática para el pueblo. Para eso, necesitamos limpiar nuestro camino de estos oportunistas y traidores, al estilo de Dina Boluarte.

Querido pueblo, nunca lo olvides: las masacres en Andahuaylas, Ayacucho, Juliaca y los asesinatos en Junín, Cusco, Arequipa y Lima no hicieron cosquillas a la Junta Nacional de Justicia. Antes que proteger la vida del pobre, prefirieron defender la democracia y la institucionalidad para los ricos, así como defender la dictadura contra los pobres. Solo ahora, temiendo ser echados por otro grupo de mafiosos y delincuentes, llaman al pueblo para que defienda la democracia burguesa y el estado de derecho. Y para poder engañar a la gente, cuentan con la ayuda de los partidos oportunistas de siempre.

Hacemos un LLAMADO a todos ustedes para luchar por nuestros intereses, nuestros principios y plataformas que han sido producto de diversos encuentros regionales y debates con las bases populares. NO seamos carne de cañón ni tontos útiles de grupos oportunistas y vividores del pueblo. A las calles hermanos, pero para luchar por nuestro país, por soberanía, por una nueva constitución que garantice un Perú para las grandes mayorías.”

El pueblo puede errar, pero aprende de esto. Las posibilidades de continuar cooptando con libertad todas las reivindicaciones populares para hacerle el juego a la dictadura de la burguesía que ellos osan llamar de “democracia” cada vez les queda más difícil. 

Perú, el ojo está en ti; tú puedes ser esa llama que avive la lucha por la verdadera libertad. Es por eso que, consecuentemente este miércoles la jefa del Comando Sur de EE.UU., la general Laura Richardson, llegó al suelo andino para tratar una serie de temas relacionados a la “seguridad” en la región. 

De acuerdo a la embajada estadounidense en Lima, Richardson dialoga con altos funcionarios del Gobierno y militares acerca de “la duradera asociación de defensa” entre EE.UU. y las Fuerzas Armadas de Perú.

Pero todos sabemos que esa “duradera” asociación de defensa no es más que el la carátula de la subordinación a los intereses de los grandes capitalistas en nuestro país a los intereses de los Estados Unidos.

La creciente agudización de las contradicciones es lo que lleva a los trabajadores y los pueblos a luchar. Lo que pasa hoy en Perú es simplemente el prenuncio de lo que veremos por doquier en América Latina en el futuro próximo.