SI ERES DE IZQUIERDA NO PUEDES APOYAR A QUIEN DEFIENDE LA DERECHIZACIÓN DE CHILE

El pueblo debe auto convocarse en Asamblea Constituyente Libre y Soberana para recuperar lo que legítimamente le pertenece.       Resistir, luchar, crear  Poder Popular #YoAnulo

Ante el oprobioso y fraudulento proceso propuesto por la putrefacta casta política chilena para arribar a un cambio de constitución, Soberanos por una Asamblea constituyente declaramos los siguiente:

El sistema económico político y social impuesto en Chile por los poderes facticos al servicio del capital transnacional y nacional dependiente, ha sumergido al país en un gran charco de lodo, impudicia y delincuencia legitimada por una derecha ladrona y asesina.

Después del gran dolor causado por la tortura, las desapariciones y las ejecuciones de miles de chilenos, imponiendo el terror, la derecha asesina se dedicó a implementar un sistema que permitió el robo de nuestros recursos naturales y la destrucción o venta al mejor postor de nuestra incipiente capacidad industrial.  

Al alero de la constitución dictatorial de 1980 Nuestros derechos sociales fundamentales se convirtieron en jugosos negocios para las elites llegadas al poder a punta de bayonetas. esa constitución permitió la privatización de la salud, de la educación y del sistema previsional, la venta y destrucción de nuestra infraestructura nacional y nuestro ecosistema así como la entrada de nuestro pueblo a un sistema económico-político y social inhumano, que promueve la ignorancia, la apatía, el individualismo, la corrupción y la delincuencia.

A través de grandes movilizaciones populares los chilenos comenzamos a rebelarnos contra el sistema y sus abusos, Freirina, Calama , Aysen entre otras y organizaciones sociales que luchaban contra las AFPs, las Isapres, por una educación gratuita y de calidad,  por una vivienda digna, denunciaban al sistema y como este se encontraba encapsulado dentro de la constitución Pinochet-Lagos, lo que hace prioritario la lucha por cambiar la constitución

 Después de treinta años de esperanza en que la alegría llegaría, Chile finalmente despertó y las movilizaciones más grandes en la historia se realizaron exigiendo el cambio de constitución a través de una Asamblea Constituyente libre y soberana. 

 La respuesta del poder, en principio errática y errónea logró inflamar aún más a los chilenos, que en protestas y marchas exigían un cambio de modelo político y económico. Pronto el sistema genero una respuesta más organizada y coherente para contrarrestar la organización y la irritación de los chilenos. Lo primero que se propuso fue bajar la cantidad y el nivel agresividad de las protestas. Para ello utilizan nuevamente la represión y el terror absoluto hacia el pueblo.

 El siguiente elemento es el intento de apoderarse de las demandas del pueblo, criminalizando previamente la movilización, para ello utilizan los medios de comunicación, que les pertenecen en su gran mayoría, interviniendo también las redes sociales para evitar la información y comunicación efectiva del pueblo. Lo más innovador es que nos presentan una propuesta basada en las reivindicaciones más sentidas de los chilenos, pero sin tocar las bases estructurales del sistema neoliberal, para ello se sirven de los yanaconas que siempre están dispuestos a servir al régimen por unas cuantas migajas. Así nos ofrecen subir salarios, subir pensiones, conversar con los jóvenes y hasta entrar en un proceso constituyente siempre y cuando sea bajo sus condiciones y se abrazan y lloran juntos conquistadores y yanaconas, seguros de que el cansancio hará que la gente acepte una propuesta que no mejorará sus condiciones de vida, que no les ofrece protagonismo y que por supuesto no tocará en lo más mínimo los intereses del gran capital nacional y extranjero que devora a nuestro país.

Soberanos por una Asamblea Constituyente rechazo y rechaza profundamente esta impúdica propuesta y a los vacilantes y oportunistas que la apoyan. El pueblo debe auto convocarse en Asamblea Constituyente Libre y Soberana para recuperar lo que legítimamente le pertenece.

El pueblo debe responder con organización de asambleas populares y territoriales, con comités de autodefensa, resistiendo la embestida fascista y tomando posiciones de poder que lo encumbren a ser protagonistas y artífices de su propio destino.

No podemos seguir exigiendo que terceros, a manos de partidos políticos cooptados por la burguesía, es decir, los grandes grupos de poder económico que controlan todo Chile -y más allá de este- respondan a nuestras necesidades porqué JAMÁS LO HARÁN. El gobierno Boric es la muestra de como la crisis terminal del sistema capitalista ha arremetido contra todos los medios de contención con la búsqueda de controlar los levantes por todos los medios y derivando en una masiva derechización de todo el sistema.

La credibilidad de este gobierno en NULA, al igual que todos los seudoprogres gobiernos en nuestra América latina. ha quedado claro que el camino es uno solo, y es por la vía clasista y organizativa del poder popular a través de asambleas territoriales, juntas vecinales comités de lucha en los centros productivos, etc.

Llamamos al pueblo a rebelarse y a buscar una unidad tactico-estrategica para construir una mejor sociedad, deliberar acerca de las necesidades mas urgentes, salud, educación, vivienda, trabajo y derechos sociales y a recuperar nuestros recursos naturales y nuestro ecosistema.

      Resistir, luchar, crear  Poder Popular