Columna de Opinión|Tania non grata

Así, mientras Salvador Allende en vida fue amigo de Fidel Castro y la Revolución Cubana, los ahora herederos culturales del ex mandatario traicionan su legado, abriendo las puertas a la contrarrevolución exportada en medio de los sentidos actos conmemorativos de los 50 años del Golpe Cívico – Militar de Augusto Pinochet Ugarte.