Un retroceso inaceptable: La “nueva” constitución sacrifica la libertad sindical y restringe el derecho a huelga

un retroceso más reaccionario que la propia constitución de Pinochet. Existe una razón por la cual los derechos sociales y políticos están siendo atacados en este anteproyecto, incluso por los propios convencionales. ¿Sabes cual es?

Los representantes de los grupos parlamentarios del Partido Republicano y Chile Vamos han planteado la idea de restringir el ejercicio del derecho a la huelga y limitarlo exclusivamente a las negociaciones colectivas, lo que implicaría modificar lo establecido en el proyecto de Constitución en relación con la libertad sindical.

Uno de los principales puntos de desacuerdo de los miembros de la derecha con respecto al proyecto de Constitución es que amplía el alcance de la huelga al sector público y permite su realización en momentos que no están vinculados a las negociaciones colectivas.

Los representantes de los grupos parlamentarios del Partido Republicano y Chile Vamos han propuesto la idea de restringir el derecho a la huelga y limitar su aplicación únicamente a las negociaciones colectivas, lo que supondría cambiar lo establecido en el borrador constitucional en relación con la libertad sindical.

El consejero Jorge Ossandón del Partido Republicano señaló que considera inapropiado separar la negociación colectiva de la huelga en el sector privado. Además, expresó su preocupación por promover constitucionalmente la paralización de los empleados públicos.

Y el punto aquí es que, de eliminarse el derecho a la libertad sindical, se estaría retrocediendo más reaccionariamente que la propia constitución de Pinochet. Y es que hay un motivo por el cual los derechos sociales y políticos están siendo tan atacados en este anteproyecto y por los propios convencionales.

Esto fue denunciado por la Unidad Sindical. Y en especial explicado por su dirigente Ariel Encina:

Y es que, la crisis viene de llegada por toda América Latina, y se espera, que en breve la misma explote generando un gran caos que todos sabemos es la semilla para grandes movimientos de masas.

Los gobiernos, los estados y sus instituciones están haciendo todo lo que es posible por reducir al máximo los derechos de los trabajadores, y unicamente focalizar en la apertura al aumento de lucros de los grandes capitales.

Este proceso no solo lo vivimos en Chile.

Más allá de la “nueva” constitución, la cual es de las más reaccionarias y esto según expertos en la materia como lo es el Abogado Ávila Toledo. El propio Estado Chileno con la participación de todos los partidos viene avanzando hacia la preparación de uno de los mayores saqueos de la historia que Chile podrá vivir.

Esto lo podemos observar a partir de los “zócalos” mónimos legales que vienen preparando en esta medida, y que son tan importantes como lo que se redacta en la “nueva” constitución:

  1. Nueva Ley antiterror
  2. Ley Nain Retamal (Gatillo Facil)
  3. Militarización de la Macro Zona Sur
  4. Negación de Presos Políticos, continuación de la injusticia, el no castigo y no reparación
  5. Ley 40 horas con letra Chica
  6. Perdonazo y fortalecimiento de las AFPs e Isapres
  7. Estrategia Nacional de Litio
  8. Aprobación TPP11
  9. Ley antitomas
  10. Ley de Cabotaje