UNIDAD SINDICAL: “Es decir, si no tienen 10mil firmas no tienes ninguna posibilidad de ser escuchado y eso es lo que nos pasó”

"¡El camino es la movilización y un proceso constitucional guiado por la clase trabajadora y el pueblo! ¡Necesitamos un gobierno de las y los trabajadores!" - Lo que significa ser un Sindicato clasista y no uno vendido.

Esta entrevista se enmarca en el programa “#ContraCorriente, en el cual se entrevistas a colectivos, indidviduos y organizaciones que desde este lado de la trinchera están por el #YoVotoEnContra en diciembre.

Contra la mentira de que la derecha votará en contra, difundida por medio de las grandes empresas de comunicaciones con la finalidad e confundir aquí abrimos un espacio popular, clasista y combativo para conversar sobre el camino que Chile, y sus pueblos necesitan.


Ariel Encina: Soy parte de Unidad Sindical, la coordinación de sindicatos y trabajadores y trabajadoras acá en Chile. Mi nombre es Ariel Encina, pertenezco al FIT y soy parte que integra Unidad Sindical, además de dirigente sindical de buena empresa de maestranza.

Jonathan Ríos “Perro”: Dirigente del Movimiento Socialista de los Trabajadores y Participante de Unidad Sindical.

¿Porque participan del Comando en Contra?

Jonathan Ríos “Perro”: La verdad para responder eso, lo que habría que decir primero es qué es ese proceso es constitucional y por qué como parte del movimiento sindical estamos en contra del mismo. Estamos en contra básicamente porque este es un proceso amañado, es decir, discutido y vigilado entre las principales instituciones del del régimen político de Chile. Es decir, los tres grandes bloques en el que gobiernan y están en el congreso. Con la venia de todo el resto de las instituciones, las instituciones policiales, las instituciones de justicia, todas las instituciones del país.

Y tiene por propósito cerrar el proceso que venía desde el 2019. El proceso de ascenso en las movilizaciones. Y hubo un primer intento donde se ganó el rechazo, que fue un un proceso mucho más democratico, o sea mucho más democrático que este, pues no tenía todas las trabas que tiene este proceso y todos los candados como nosotros decimos, los 12 bordes institucionales, el comité de expertos que redactó la base de lo que va a ser de este documento, luego un comité técnico que puede vetar iniciativas.

Entonces aquellas iniciativas que estuvieron en proceso anterior que venían de parte del movimiento sindical en este proceso que es absolutamente dirigido por por los partidos políticos del congreso y quienes gobiernan no hay ninguna posibilidad de poner alguna de nuestras demandas. Por eso estamos en contra porque no representa ningún en un sentido democrático, ningún avance y al contrario puede terminar con derechos que hoy día duramente hemos conseguido.

Ariel Encina: Yo creo que siguiéndolo que hace mención Jonathan. Estamos en contra de este proceso constituyente espurio. Porque está buscando, de alguna forma, mantener los cimientos de un de un modelo económico, seguirlos, haciéndolo permanente.

Este proceso lo consideramos espurio porque es es hecho con los 12 bordes, que no se acuerdan ni se desarrollan de los procesos de los trabajadores, y las trabajadoras, de la del tejido social de nuestro país. Solamente toman la decisión y se adueñan, después de una revuelta social que se da en nuestro país en en octubre 2019 y ese proceso donde la gente demanda una nueva constitución con más dignidad para todo el país y que votan un 80% tener una nueva constitución.

Después con una campaña del terror por parte de la derecha. Ellos se hicieron dueños de este proceso ganando el rechazo y hoy día estamos en esta etapa que no tiene participación ciudadana de ninguna parte.

Es más, cualquier espacio que quiera presentar alguna norma debió haber tenido 10mil firmas para poder ser escuchados, no asegurando que se se pueden hacer transformaciones sólidas para la clase trabajadora, no quiere decir que esta normativa que lograron las diez mil firmas puedan hacer cambio en este proceso constituyente porque las decisiones ya están tomadas y por eso porque es un es una constitución que va a respaldar y defender los derechos de los empresarios, de los poderosos, de la de la economía capitalista, hoy “neoliberal” en nuestro país.

¿Ustedes participan de una Iniciativa Popular de Norma?

Jonathan Ríos “Perro”: Desde APROJUNJI. Sí, mira, nosotros apoyamos a APROJUNJI y la razón de ese apoyo es que en el texto emanado desde los expertos lo que hace es terminar con las salas cunas como derecho garantizado por el Estado y pasa a la figura los hogares de guardería que sean los privados y de que sean los propios trabajadores a través de del 1,5 % de sus ingresos sean quienes financien un nuevo tipo y modo de sala cuna o guarderías. Entonces se perdió el financiamiento del Estado y se terminaba con ese con la educación desde la primera infancia.

Como no había la posibilidad de contrarrestar eso, pues ya lo habían escrito los expertos. Y apesar de que APROJUNJI siempre se ha mostrado reacio a este proceso. No queda otro camino que responder. En ese sentido juntar las firmas para poder poner esta iniciativa de norma que es que garantizar el derecho de la educación en la primera infancia. Siempre haciendo la salvedad APROJUNJI y todos nosotros quienes apoyamos la iniciativa. Y como lo bien lo decía Ariel, que si bien se podrían conseguir las diez mil firmas (los convencionales y expertos) ellos podían vetar rápidamente esa iniciativa. Si tienen por el propósito terminar con este derecho. El camino es la movilización.

Más bien fue una cuestión táctica esta de presentar esta iniciativa porque sino quedaba absolutamente a merced de nada, del ataque que estaba recibiendo un gremio. No pensamos que se va a resolver o va a ser vinculante por poner las iniciativas de norma, ya este proceso como Ariel lo explica recién, es dirigido desde arriba, es decir, desde el congreso y desde las distintas instituciones que componen este régimen. Así que, ellos pueden fácilmente vetar una iniciativa como esta, a través de este comité técnico o simplemente los constituyentes. Declarar que no procede en el proceso y sacarla no más. O sea no no confiamos en este proceso y estamos seguros de que lo que buscan que el propósito es terminar con la educación como un derecho eh garantizado por el Estado.
Lo que pasa es que no podíamos, no podía el gremio que es el que lo presentó. No meter esta iniciativa, porque si no metía esta iniciativa, ni siquiera se discutía en ninguna parte, o sea. En los hechos que ha terminada la educación de la primera infancia como como un derecho. Entonces tuvieron que hacerlo, más bien por las circunstancias para seguir planteando la discusión, y a la hora que se movilizaran decir que también se agotó una herramienta como esta que es absolutamente legítimo.

Ariel Encina: No es posible que este proceso constituyente sea legítimo poniendo exigencia y trabas. Porque ya por como agrupación de trabajadores y trabajadoras de la sala cuna, del jardín infantiles, podrían haber tenido acceso más rápido, pero para poner limitancias a este proceso y poder recibir alguna normativa de popular de norma para la nueva constitución lo limitan a las diez mil firmas. Es decir, si no tienen 10mil firmas no tienes ninguna posibilidad de ser escuchado, es decir, da absolutamente lo mismo si tú estás organizado en en algún espacio popular o tienes algún alguna intención de poder sugerir que cambio en la constitución no tiene excepto que logres juntar esas diez mil firmas que por cierto era hasta el día siete de de este mes que ya se cerraron los proceso de de juntar firmas.

¿Cuál sería una salida legítima para los pueblos y los trabajadores?

Jonathan Ríos “Perro”: Es que el cambio de una constitución bajo un procedimiento como este, no tiene ninguna cabida que vaya a tener voz la clase trabajadora y los pueblos en el país. Y eso queda claro porque en este segundo proceso, a pesar que el primero lo amarraron también a pesar que le pusieron y llegaron un montón de acuerdo los congresales para dejar intacto los tratados internacionales para dejar un montón de cuestiones sin que puedan ser cambiados dentro del proceso anterior. Se toparon con que igual se le colaron, y eso que le pusieron todas esas trabas, demanda que eran las demandas de la lucha del pueblo chileno de hace décadas.

Por eso en este segundo proceso le pusieron todavía más trabas, impiden más la posibilidad de poder intervenir en él y dejar afuera a la clase trabajadora y el pueblo. Pero eso no creemos, y la mayoría de la gente hoy, casi el 70% de la gente según las encuestas va a votar en contra de este proceso. Es que ya terminó la confianza a un proceso como este ninguna posibilidad de intervenir.

Yo para terminar Ariel tenía razón, este es un proceso que se hace sin los sindicatos, un proceso que se hace sin el movimiento estudiantil, sin el movimiento de pobladores- Se hace solo entre ellos (la burguesía y sus aparatos), y estas iniciativas de norma que son bastante tramposas, como decimos nosotros, porque la primero la derecha logró las las más importantes para ella entonces eso se hace financiando esas iniciativas de normas solamente.

E impide la participación de cualquier otro. Entonces frente a todos esos engaños no hay ninguna esperanza en que como este vaya a salir algo bueno y al contrario puede salir algo peor de lo que ya está la construcción de Pinochet.

Ariel Encina: Pues con respecto lo que planteas tú del ¿Cuál es la salida a esta situación? Es bastante complejo porque claramente nosotros creemos que todo esto se puede desarrollar a través de una asamblea constituyente libre y soberana que sea participativa, deliberativa que como lo plantea Jonathan, desde la base sindica no pequeños grupos que representan a los trabajadores por haber juntado la firma. Debieran tener la oportunidad de de opinar respecto al las Normas de la Constitución para cambiar en en cada aspecto.

Es decir debiera hasta discutirse en la sindicales, debería discutirse en los territorios, con los estudiantes, las dueñas de casa, los jubilados, etcétera, para trabajar y tener una constitución que sea acorde, porque desde los que se y realizan el anteproyecto que son elegidos por los mismos partidos que no han gobernado por lo menos treinta años y que también se plantean después los candidatos constituyentes que también son requisitos militantes de estos partidos, marginan las bases territoriales y al pueblo en general para desarrollar una nueva constitución.

Por eso nosotros en algún momento apelábamos a una asamblea constituyente libre y soberana donde todos pudiéramos participar, de liberar en una constitución para todos, que sea de mejoras sociales para para todos los chilenos y chilenas que vivimos acá en este país y para los migrantes también que están residiendo en nuestro país.

Jonathan Ríos “Perro”: Yo para aportar algo yo creo que el ejemplo está en lo que hablábamos de APROJUNJI. A pesar de que se vio obligado a intervenir por una iniciativa de norma popular, pues su discusión se iba a quedar en la nada, se termina con el con fuentes de trabajo y con el derecho a la educación de primera infancia, se metió en una iniciativa de norma. Pero en realidad la salida para lograr que se garantice ese derecho en la movilización y ellos lo han dicho siempre para nosotros como así como dice Ariel, para nosotros esas, las demandas que venimos desde el Estallido en la movilización y después un proceso en donde efectivamente, legitimamente participémos, la clase trabajadora y los pueblos. No este proceso, nosotros seguimos pensamos que el método que se determino en 2019, en octubre, que es la movilización y fue un proceso que va de manera independiente llevado por y para los trabajadors y pueblos.

Para nosotros las demandas que tenemos, las más urgentes en el país son: terminar con la el sistema de AFP, terminar con la educación privada, garantizar los derechos sociales que no están garantizados, terminar con un modelo económico privatizador y exacerba lo peor del capitalismo como el neoliberalismo, lograr que los recursos naturales estén dispuestos y en manos del trabajar y del pueblo.

Este camino es la movilización y un proceso constitucional guiado por la clase trabajadora y el pueblo. La única posibilidad y desde Unidad Sindical siempre lo hemos dicho, bajo un gobierno de las y los trabajadores. Osea, en un gobierno de corruptos, porque hoy día están denunciado que este gobierno es igual al resto de corrupto, entonces, es imposible un proceso legitimo, pues van a querer dirigir y entorpecer el logro de nuestras demandas efectivamente.